AVISOS

TODOS LOS FIELES DIFUNTOS

La tradición de rezar por los muertos se remonta a los primeros tiempo del cristianismo, en donde ya se honraba su recuerdo y se ofrecían oraciones y sacrificios por ellos. Cuando una persona muere, ya no es capaz de hacer nada para ganar el cielo; sin embargo, los vivos sí podemos ofrecer nuestras obras para que el difunto alcance la salvación. A estas oraciones se les llama sufragios. El mejor sufragio es ofrecer la Santa Misa por los difuntos. No es día de precepto. Celebraremos la Santa Misa, como es costumbre, en el cementerio, el sábado a las 16h. Esta Misa no vale para cumplir el precepto dominical (hay que asistir alguna de las misas de domingo).

Deja una respuesta